Estados Unidos es uno de los mercados más competidos a nivel global. Esto, más allá del nivel de competencia que nos puede causar, también influye directamente a la hora de tener nuevas ideas en el mercado, y evitar que nos la roben. De ahí sale la pregunta de ¿Cómo patentar un invento en Estados Unidos?

En esta web, os vamos a explicar cómo debéis llevar a cabo esta patente, para que vuestro negocio tenga éxito.

¿En qué consiste una patente?

Primero lo primero. Una patente no es más que un registro que ofrece un derecho exclusivo por propiedad intelectual concedido por el Estado, y que no permite a un tercero utilizar o explotar una idea.

Dependiendo del producto que se ofrece, es la única protección legal que existe para evitar que alguien más copie tu idea, y que puede evitarte más de un dolor de cabeza. Además, en el caso de que alguien se pase de listo, queriendo copiar tu idea tienes la posibilidad de realizar una demanda formal.

Un punto importante de las patentes, es que están limitadas geográficamente. Por ejemplo, si sacas al mercado un producto, y obtienes una patente en Estados Unidos, ésta solo cubrirá dicho ámbito geográfico, y no otros países.

Por otro lado, existen diferentes tipos de patentes, y antes de adquirir una, hay que saber cuál es la más adecuada para nosotros:

Patentes de utilidad

Las patentes de utilidad contemplan invenciones sobre un nuevo producto, o proceso para su fabricación. Se puede tratar de una máquina, el proceso, el artículo de fabricación, la composición o cualquier mejora útil sobre un producto ya existente.

Si hablamos de utilidad, se trata de las patentes de mayor utilidad, y en las cuales se deben enfocar en obtener los negocios siempre que sea posible, ya que son las que mejor cobertura ofrecen tratándose de patentes, ya que pueden involucrar elementos de fabricación, y usabilidad.

Este tipo de patentes pueden ser concedidas por 20 años, y son totalmente renovables.

Patentes de diseño

Este tipo de patente contempla los diseños no obvios, nuevos, originales y ornamentales de artículos manufacturados. A diferencia de una patente de utilidad, que protege tanto el funcionamiento, como diseño de un producto, máquina o proceso de fabricación, la patente de diseño se ecanrga solamente de proteger la apariencia de un artículo, así como de sus características estructurales o funcionales.

Por ejemplo, si has creado unos audífonos con un diseño igual al de la mayoría, pero has decidido hacer un cambio en el aspecto, puedes patentar dicho aspecto, más no el funcionamiento, porque es el que ya existe.

En este caso, la validez es de 15 años, y no está sujero a un pago de mantenimiento. Se puede solicitar reivindicando la prioridad internacional de una solicitud de diseño industrial en otro país durante los primeros 6 meses.

Patentes de plantas

Por último, este tipo de patentes están directamente dirigidas a quienes manejan la botánica.

Este tipo de patente protege las variedades vegetales distintas y nuevas reproducidas asexualmente. En sí, consiste en una descripción botánica de la planta, dibujo a color si se considera relevante, y una única reivindicación.

Además, tiene una validez de 20 años desde la solicitud.

¿Cómo patentar un producto en Usa?

Ahora ya conoces cuáles son las patentes existentes. Falta saber el proceso para patentar una idea en Estados Unidos. A continuación, os dejamos los pasos para llevar a cabo una solicitud:

Paso 1: Elegir el tipo de patente y solicitud adecuada

Lo primero que habrá que hacer, será elegir el tipo de patente adecuada. Considere que esta es la parte más importante, ya que dependiendo de su producto, puede que sea recomendable una patente de utilidad, o diseño. Inclusive, en ocasiones puede que sea necesario una patente individual de ambas.

Lo más probable, es que su abogado sea quien le recomiende la mejor opción para usted.

Luego de esto, también habrá que considerar qué tipo de solicitud es la más adecuada, considerando que existen dos tipos de solicitudes de patentes en Estados Unidos:

Solicitud de patente provisional en Estados Unidos

Una solicitud de patente provisional suele ser mucho más económica, con un periodo de 12 meses, y que se utiliza como una medida de protección de un producto, pero con ciertos puntos destacables. Por ejemplo:

  • El producto no está terminado: Para poder contar con una patente estándar, se necesita de ciertos requisitos, y además, el producto debe estar totalmente completo. Si no se cumple con todos estos estándares, y tenemos un producto incompleto, pero necesitamos patentar nuestro producto, es la mejor opción la patente provisional. Lo ideal en estos casos, es registrar la mayor cantidad de elementos claves en nuestro diseño.
  • No ofrece una revisión: Al realizar una solicitud de patente convencional, se procede a una revisión. Durante este tipo de patente, esa revisión no existe, y es solamente un pequeño “adelanto” a la patente estándar, que si bien ofrece cierta protección, es por un periodo corto, por lo cual se estará obligado a obtener una patente completa en el periodo de 1 año, o no contaremos con ningún tipo de protección.

Solicitud de patente estándar en Estados Unidos

La patente estándar se puede obtener bien sea después de una patente provisional, o simplemente por su cuenta, y en este caso, ofrece 20 años de protección, los cuales se pueden renovar una vez atravesado el plazo.

Paso 2: Presentar la solicitud

Una vez tenemos en mente cuál es el tipo de patente que más nos conviene, es hora de empezar con la presentación de la solicitud. Para esto, lo ideal es acudir con un especialista, ya que la solicitud presentada deberá contar con todos los detalles técnicos críticos y relevantes.

Paso 3: Hacer seguimiento a la solicitud

Luego de presentar nuestra solicitud, aún faltan muchos pasos que tendremos que seguir:

  1. Examen de forma: La oficina realiza un examen de forma que comprueba que la solicitud sea clara, y esté bien presentada. Una vez aprobada, tendremos que atravesar la siguiente fase.
  2. Publicación: Esto nos permite acceder a las posibles oposiciones.
  3. Examen de fondo: Este es uno de los pasos críticos, ya que consiste en la revisión de la posibilidad de patentar el producto, ya que puede que ya esté registrado, o que sencillamente no se pueda patentar por algún otro motivo.
  4. Informe de acción: En un plazo de 18 a 28 meses desde la solicitud, un examinador de patentes emite el informe o notificación de patentes. Esta notificación nos permitirá aceptar o rechazar ciertos puntos dentro de la solicitud, para evitar cualquier tipo de defectos dentro de la misma.
  5. Título de patente: Por último, podremos obtener nuestro título de patente, y podremos empezar a darle el uso que necesitemos.

Paso 4: Renovar la patente

Además de saber cómo patentar una idea en Estados Unidos, es importante saber cómo renovar la patente. Eso ya sería parte de otro post, pero es importante destacar, que las cuotas de mantenimiento por registro de patentes son pagaderas después de 3.5, 7.5 y 11.5 años para que la patenta siga contando con su vigencia cuando se trata de patentes de utilidad.

¿Cuánto dinero cuesta patentar una idea?

Realmente no existe un precio único estipulado para el costo de patentar una idea en Estados Unidos. Los precios varían dependiendo de varios factores, como por ejemplo:

  • Tipo de patente: Una patente especifica los puntos críticos de un producto, o de su fabricación. Por ello, depende del tipo de patente que vamos a utilizar. Obviamente, una patente estándar de utilidad va a ser mucho más cara que una de diseño, ya que requiere de mayor investigación, y trabajo.
  • Complejidad de la patente: El producto que quieres patentar también puede ser lo que encarezca el costo. Obviamente, no es lo mismo patentar un producto innovador en ámbito tecnológico que involucre muchos elementos técnicos, que simplemente patentar un nuevo tipo de tazas ecológicas.
  • Costo de los honorarios: Otro de los puntos que tiende a encarecer el costo de una patente son los honorarios profesionales cobrados por los abogados contratados. Existen mucha oferta, así que de ella depende también el costo.

Ahora bien, si tuviésemos que daros un precio estipulado para patentar una idea en Estados Unidos, lo más probable es que el margen de precios sea aproximadamente de:

  • Patente provisional: Entre 1200$ y 1900$.
  • Patente de utilidad: Entre 5600$ y 9000$.
  • Patente de diseño: Entre 2800$ y 3500$.
  • Patente de planta: Entre 4200$ y 5000$.

Deja una respuesta