Comprar un carro de agencia, nuevo y cero kilómetros parece lo idóneo para muchas personas. Sin embargo, siempre existe la posibilidad de comprar autos usados que resultan más accesibles y, en muchos casos, totalmente funcionales.

Aun así, esto no quita que existan riesgos al momento de que quieras adquirir un auto usado, ya sea por fallas del mismo o por información que posiblemente desconozcas y que, por ello, resulte desfavorecedor; tal caso pasa con autos con título azul.

Por supuesto que nuestro fin es ayudarte, así que te invitamos a que sigas leyendo este artículo para que puedas informarte y estar precavido acerca de este tema, qué es y por qué es importante que sepas al respecto.

¿Qué significa que un auto tenga título azul?

En gran parte de Estados Unidos se conoce al título azul como un título de salvamento (el cual, justamente, está impreso en papel azul), esto quiere decir que el auto en cuestión ha sufrido daños de tal magnitud que, por parte de compañías de seguro o agencias del estado correspondiente, resulta en una pérdida total o casi total.

Por este mismo hecho, estos autos no cuentan legalmente con libre tránsito en la mayoría de los estados y tampoco pueden ser asegurados, por el mismo hecho de que las compañías de seguro no lo ven como algo que valga la pena financiar.

Aunque mencionamos anteriormente que en la mayoría de los estados de USA el título azul es un título de salvamento, hay excepciones como en el estado de Texas, donde el título azul se refiere a un título claro, es decir, todo lo contrario, a lo explicado anteriormente. Quiere decir que el auto en cuestión nunca ha sufrido ningún daño y se encuentra en óptimas condiciones.

Consecuencias de adquirir un auto con título azul

Por supuesto que, si no te encuentras en Texas, tienes que estar consciente de todo lo que conlleva tener un autoen estas condiciones, ya que, más allá de todas sus desventajas, resulta peligroso para la vida del mismo comprador.

Aunque existe la posibilidad de poder repararlo, es realmente difícil que puedas encontrar algún ente bancario o agencia aseguradora que esté dispuesto a darte financiamiento para esto, ya que es prácticamente una pérdida para ellos.

Cabe destacar que un auto con título azul de por sí pierde mucho valor, así que, si decides revenderlo, es poco probable que algún comprador esté interesado, por los peligros que conlleva y lo poco seguro que es.

Incluso para ti mismo, tener un auto en este estado es algo limitante, ya que no puedes ni te permiten conducirlo a gusto. Esto pasa en gran parte del territorio estadounidense para asegurar la vida no solo del dueño del auto, sino también de los ciudadanos a su alrededor.

¿Puedo reparar mi auto y anular su título azul?

Como comentábamos anteriormente, es realmente difícil que una compañía de seguros o un ente bancario acceda a financiar la reparación de un auto con título azul. Sin embargo, puedes invertir en su reparación por tu cuenta, sabiendo que es muy probable que resulte aún más costoso que el precio del auto en sí.

Una vez que hayas reparado tu auto y se encuentre en buenas condiciones, puedes asesorarte y solicitar una inspección exhaustiva a los entes oficiales del estado donde te encuentres para validar la funcionalidad y seguridad de tu auto.

Por último, esta documentación que solicitaste al ente correspondiente, debes enviarla al DMV (Department of Motor Vehicles o Departamento de Vehículos Motorizados). Una vez enviado al DMV propio del estado, debes esperar a que este apruebe la inspección de tu auto para poder solicitar un nuevo título reconstruido.

El título reconstruido da a entender de que tu auto fue reparado y validado como “seguro” y que lo manejas bajo tu propio riesgo. Y a pesar de que se puede considerar óptimo y útil, cualquier persona o compañía puede saber de inmediato, por este título, que el auto en cuestión estuvo bajo un título azul, lo cual, inevitablemente, bajará su valor.

Como has podido ver, es un tema sumamente importante que sepas para evitar situaciones desafortunadas cuando decidas comprar un auto usado. Toma en cuenta lo explicado anteriormente para poder hacer la mejor inversión para ti bajo tu responsabilidad.

Deja una respuesta