Pueden ocurrir diferentes motivos para querer asegurar un auto que no está a nombre del dueño, ya sea porque fue un regalo de un familiar o un amigo necesita asegurar su auto a tu nombre, entre muchas otras razones, vamos a explicarte si puedes asegurar un auto que no está a mi nombre.

Te explicaremos las formas para asegurar un auto que no está a tu nombre, algunas alternativas en caso que no puedas asegurar un auto y otros datos de interés. La invitación es a que sigas leyendo si quieres asegurar un auto que no está a mi nombre.

¿Es posible asegurar un auto que no está a mi nombre?

Todo dependerá del estado donde vivas, ya que muchas ubicaciones de Estados Unidos requieren que el propietario del vehículo sea el que tenga la póliza de seguro, que, además, es obligatorio para conducir. Puedes consultar desde la oficina local del DMV para conocer los requisitos de dónde resides.

No obstante, en algunos casos, si es posible asegurar un auto que no está a tu nombre, también puedes comprar otra póliza de seguro a nombre de otra persona, pero la forma más sencilla de conseguirlo es agregando al conductor del auto a tu seguro como interés adicional.

Cabe destacar que las compañías de seguro suelen solicitar que la persona propietaria sea la que compre la póliza, ya que pueden verificar que el dueño del auto tiene un interés asegurable en el auto. Te explicamos como saber que compañia de seguro tiene un carro.

Es difícil para los que no son propietarios del auto, demostrar que tienes el interés financiero. Si no tienes las pruebas suficientes para eso, las empresas de seguros no estarán dispuestos a cubrir el auto, simplemente por no saber cuán responsable eres del auto.

Si bien, no es imposible, pero sí muy difícil conseguir asegurar un auto que no está a tu nombre. Sobre todo, por las compañías de seguro y sus requisitos.

¿Cuáles son las formas de asegurar un auto que no es mío?

Las únicas tres formas de asegurar un auto que no es tuyo son:

  1. Compartir el seguro del auto: esta opción suele ser tomada para los que toman prestado un auto, es decir, cuando los padres prestan el auto a sus hijos. Cabe destacar que, si el auto es familiar, pero con un solo propietario, lo mejor es compartir el seguro con todo el que pueda conducir.
  1. Obtener un seguro para los no propietarios: este fue creado con el objetivo de adaptarse a las personas que no tienen auto, pero que necesitan conducirlo. Con esta opción puedes contar con la póliza full cover, de así quererlo.
  1. Co-título de un auto: consiste en agregar un propietario adicional al automóvil. Cada estado cuenta con requisitos diferentes, pero ideales para conseguir esto. Para consultar los requisitos debes hacerlo por el DMV correspondiente.

Deja una respuesta