Si quieres vivir el sueño americano, primero tienes que trabajarlo, y para poder laborar en este país siendo extranjero, requieres de un permiso de trabajo. ¿Quieres saber cómo obtenerlo y en qué consiste este permiso? Te explicamos.

¿Qué es el permiso de trabajo en Estados Unidos?

El permiso de trabajo en Estados Unidos es un documento que te permitirá laborar legalmente dentro de esta nación siendo extranjero. Oficialmente, se conoce en inglés como Employment Authorization Document (EAD).

Claro, que como te imaginarás, no se trata de un documento otorgado a todo mundo. Tratándose de Estados Unidos uno de los países con mayor búsqueda de oportunidades laborales desde el extranjero, obtener un permiso de estos no es tan sencillo.

Además, es importante recalcar que existen diferentes tipos de permiso. Cada uno con sus propias características particulares, por lo que habrá que elegir el más adecuado para nuestras necesidades.

Quizás te interese: Cómo renovar el permiso de trabajo en Estados Unidos.

Requisitos para el permiso de trabajo en Estados Unidos

Lo primero, para poder optar por el permiso laboral de USA, es demostrar que somos elegibles, siendo este punto el más crítico. En general, quienes pueden solicitar este permiso son:

  • Refugiados políticos, incluyendo a sus cónyuges e hijos
  • Personas en situación de asilo con estatus concedido o pendiente
  • Inmigrantes de Estados Unidos que se encuentren en proceso de tramitación de la residencia
  • Estudiantes visados que busquen un tipo de empleo particular
  • Ciudadanos de países con estatus temporal protegido (TPS) según sus países de origen
  • Novios y esposos de ciudadanos estadounidenses
  • Algunos funcionarios de gobiernos extranjeros
  • Cónyuges o hijos menores de edad de los visitantes de intercambio

Si aplicas con al menos una de las condiciones anteriores, eres elegible para una visa de trabajo.

Tipos de visa de trabajo

Cómo explicábamos previamente, no todas las visas de trabajo o permisos de trabajo funcionan por igual. Habrá que elegir la adecuada para nosotros. Además, es posible que con cada una los requisitos varíen.

Veamos entonces, cuáles son los tipos de permiso de trabajo en Estados Unidos:

H-1B (Ocupación especializada)

Este tipo de visa es para quienes buscan prestar servicios profesionales programados de antemano. El requisito mínimo necesario es contar con una licenciatura o grado más alto de titulación (o su equivalencia) con especialidad específica en la que busca empleo.

En estos casos, el empleador deberá presentar una solicitud de condición laboral al Departamento de Trabajo de acuerdo al contrato laboral.

H-1B1 (Visas temporales de Trabajo de Tratados)

Tanto Chile como Singapur tienen tratados de libre comercio con Estados Unidos, lo que permite que los ciudadanos de estos países sean calificados para trabajar en los Estados Unidos temporalmente, pero bajo ciertas circunstancias.

Al igual que pasa con las visas H-1B, se requiere de una oferta de un empleador del área deseada en los Estados Unidos. Sin embargo, la diferencia está en que el empleador no deberá llenar la solicitud I-129, ni tampoco se requiere de una notificación de aprobación.

H-2A (Trabajadores agrícolas)

El permiso de trabajo en Estados Unidos H-2A permite contratar ciudadanos extranjeros para puestos de trabajo agrícolas para los cuales no hay trabajadores estadounidenses. Este tipo de visa es estacionaria o temporal, y aplica para prestar servicios temporalmente.

Igualmente, requiere que tanto el prestador del trabajo, como el productor agrícola presenten la forma I-129.

H-2B (Trabajadores calificados y no calificados)

Este tipo de visa es mucho menos común, y prácticamente se utiliza cuando hay cierta escasez de trabajadores de Estados Unidos que puedan cubrir el trabajo. Igualmente, se trata de un trabajo temporal o estacional, y el empleador tendrá que obtener un certificado del Departamento de Labores que confirme que no existen trabajadores calificados en los Estados Unidos para el tipo de empleo.

H-3 (Entrenamiento)

Este tipo de visa, como su nombre lo indica, se otorga para obtener entrenamiento del empleador en un campo que no sea educativo o entrenamiento de posgrado por un periodo de hasta 2 años. El entrenamiento puede ser pago, y el trabajo práctico está permitido. No obstante, está limitada geográficamente a determinados países, y no puede ser usado para proporcionar empleo productivo.

H-4 (Dependientes)

Las visas H-4 resultan de las visas H, y permiten que los cónyuges o hijos solteros menores de 21 años reciban una visa de acompañamiento en USA. No cuenta como una visa de empleo.

L-1 (Transferencia dentro de una compañía)

Si estás trabajando para una empresa internacional, y temporalmente se le ofrece una transferencia a otra sucursal dentro de Estados Unidos, una filial o subsidiaria, se califica para la visa L-1.

Como mínimo, se requiere de un nivel administrativo o ejecutivo, y se deberá contar con los conocimientos especializados al área donde se va a desempeñar. Además, no necesariamente tiene que tratarse de la misma posición que se encontraba dentro de la sucursal previa.

Otro requisito es que se necesita haber trabajado dentro de la empresa durante al menos 1 año.

¿Cómo puedo obtener una visa de trabajo para Estados Unidos?

Lo primero, es obtener el formulario indicado para el caso en particular. Generalmente, para trabajar en Estados Unidos suele usarse el formulario i-765, el cual se encuentra disponible desde la web oficial de USCIS.

Una vez descargado, rellenado y comprobado que el permiso de trabajo esté correctamente completado, es momento de presentar la solicitud por correo, dependiendo de la categoría que te ofrezca elegibilidad, como antes hemos comentado.

Recuerda además que deberás pagar las tasas dependiendo cuál sea tu situación. En general, suele tener un valor de casi 400$ sumándole también 80$ por hijo. Igualmente, lo ideal es que consultes la calculadora de fees actualizada.

Por último, es importantísimo revisar todas las instrucciones de llenado del documento, ya que los que revisan estos documentos suelen ser muy quisquillosos al revisar. Lo ideal es rellenar el documento a computadora para evitar errores.

Deja una respuesta